¡Oferta! Agotado

Rutina Activa 30+

$467.265 IVA Incluido

Una rutina especialmente diseñada para mitigar los efectos de daños pasados y combatir el envejecimiento prematuro de las pieles 30+  para una apariencia joven, luminosa y nutrida.

¿Qué encontrarás en esta rutina?

Niebla Páramo Antioxidante

Esta niebla tiene el poder del agua y la montaña. Sus poderosos flavonoides actúan sobre la inflamación y protegen de la degradación del colágeno. 

Suero Orquídea Líquida

Poderosas gotas antioxidantes que estimulan la elasticidad. Además, la Vitamina C liposomal presente en este suero, penetra a mayor profundidad y de manera más eficaz en la piel bloqueando las enzimas degradadoras de colágeno y disminuyendo la dilatación de los poros.

Páramo Boost 

Su composición con fermento de ácido láctico estimula la renovación celular que se ve traducida en una mayor hidratación natural, en la reducción de las líneas finas y el control de manchas, para una piel joven y brillante.

Serum Chamomile

Aporta una hidratación nutritiva y duradera sobre el rostro y los contornos de ojos y labios.  Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a disminuir el daño de la piel causado por factores ambientales e inhibe el envejecimiento prematuro.  

Modo de Uso:

Mañana:

  1. Aplicar la Niebla Páramo Antioxidante directamente o con la mano sobre la piel  del rostro,  masajear y dejar actuar de 10 a 20 minutos.  Es normal sentir un cosquilleo sobre la piel. Enjuagar.
  2. Aplicar 3 gotas del Suero Orquídea Líquida sobre toda la cara y cuello con un masaje ligero ascendente hasta su completa incorporación en la piel.
  3. Continuar con  la rutina diaria de skincare Éccora.

 

Noche:

  1. Aplicar la Niebla Páramo Antioxidante directamente o con la mano sobre la piel  del rostro,  masajear y dejar actuar de 10 a 20 minutos.  Es normal sentir un cosquilleo sobre la piel. Enjuagar.
  2. Aplicar el Serum Chamomile sobre la piel con suaves movimientos ascendentes. Usar en contorno de ojos y en toda la piel facial.

 

Agotado

Es normal que tu piel después de los 30 años empiece a mostrar signos de daños pasados. 

¿Te salen más “pecas” en el sol, así no te expongas directamente?

¿Se dilatan las venas de la cara, creando arañitas?

¿Notas más los poros en cachetes y nariz?

Esta rutina es para ti.

También te recomendamos…